¿SÍNDROME DE DIÓGENES O COLECCIONISMO?

 

Comúnmente en nuestro lenguaje coloquial se utiliza la expresión “tienes diógenes” para describir a alguien que guarda muchos objetos sin sentido aparente en su casa, o tiene mucho desorden a su alrededor, pero ¿sabemos realmente lo que implica que alguien tenga Síndrome de Diógenes (SD)?

 

En primer lugar, vamos a definir el Síndrome de Diógenes:

El SD se caracteriza generalmente por la acumulación incontrolada de objetos y basura en el hogar, afecta principalmente a adultos mayores solitarios, sin un círculo de apoyo social cercano y se manifiesta con independencia del estatus socioeconómico al que la persona pertenezca (Fúnez, Hernández, Pérez, Rincón, Fernández y Pinedo, 2011).

Algunas de las características específicas que presentan son (Paz, 2006):

  • Aislamiento social voluntario.
  • Abandono del autocuidado a nivel nutricional, higiénico y personal.
  • Vivir en circunstancias de pobreza, incluso contando con recursos para vivir más holgadamente.
  • Rechazo de ayuda, tanto a nivel familiar como social.
  • Resistencias a reconocer la situación que están viviendo.

Existen dos formas de SD:

  • Síndrome de Diógenes activo: en el cual la persona afectada lleva objetos y basura del exterior (calle) a la vivienda.
  • Síndrome de Diógenes pasivo: la acumulación de objetos se debe a la no limpieza ni desalojo de basura generada por la persona en el hogar.

 

¿Entonces acumular objetos conduce a SD?

Aquí tenemos que diferenciar entre coleccionismo y Síndrome de Diógenes, todos hemos guardado algún recuerdo sin aparente utilidad como entradas de cine o conciertos, y hay quien colecciona cromos, figuras, postales, corchos de vino… Todo ello podría parecer basura ya que a priori carece de utilidad, sin embargo, sirven para un fin hedónico de la persona que los posee, ya sea como testigo para recuerdo de un momento vivido o bien simplemente por satisfacción propia.

El punto de inflexión se encuentra cuando la acumulación de objetos no guarda un fin, es excesiva, impidiendo habitar el espacio del hogar y supone un riesgo para la salud de la persona, ya sea por acumulación de suciedad o por el peligro que puede generar los objetos reunidos.

 

¿Se puede evitar el Síndrome de Diógenes?

No existe una respuesta categórica, como la mayoría de las cosas, la respuesta depende de diversos factores tanto de la persona como del entorno, estos factores se relacionan con los tipos de SD, que pueden ser:

  1. Síndrome de Diógenes puro, sin ningún trastorno asociado.
  2. Síndrome de Diógenes a partir de demencia de tipo fronto-temporal (DFT) caracterizada por alteraciones de la conducta, personalidad, lenguaje y memoria.
  3. Síndrome de Diógenes como síntoma de ineficacia en las habilidades de afrontamiento que la persona posee, a partir de trastornos de personalidad no tratados o en estado latente, que se desencadenan por un estresor vital (Greve, Curtis, Bianchini y Collins, 2004).

No obstante, contar con unas habilidades de afrontamiento adecuadas, con un entrenamiento cognitivo adaptado a la persona y tener un círculo familiar y/o social donde apoyarse son factores de protección necesarios e importantes ante este u otros posibles problemas psicológicos.

En este caso, el apoyo social es fundamental, ya que la principal característica de las personas que se enfrentan a este síndrome es la soledad con la consecuente introversión y reclusión dentro de sus hogares/refugios.

 

Bibliografía:

Fúnez, B. R., Hernández, J. Z., Pérez, J. M. H., Rincón, B. C., Fernández, C. G., & Pinedo, F. C. (2011). Síndrome de Diógenes: ¿cuadro psiquiátrico o demencial? Alzheimer: Realidades e investigación en demencia, (48), 13-17.

Greve, K. W., Curtis, K. L., Bianchini, K. J., & Collins, B. T. (2004). Personality disorder masquerading as dementia: a case of apparent Diogenes syndrome. International Journal of Geriatric Psychiatry, 19(7), 703-705.

Paz, J. P. (2006). Intervención del trabajador social en personas afectadas por el Síndrome de Diógenes. Acciones e investigaciones sociales, (1 Ext), 435.

 

Joselin Miranda Gómez

Psicóloga Sanitaria

Colegiada Nº: M-34684