¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La inteligencia emocional se ha convertido en un tema importante en los últimos años. Diversos estudios lo han relacionado con el bienestar psicológico y el rendimiento académico entre otras. La inteligencia emocional se define como el subconjunto de la inteligencia social que implica la habilidad para gestionar las emociones y sentimientos propios y los de los otros, discriminar entre ellos y usar esta información para guiar el pensamiento y acciones propias” (Salovey y Mayer, 1900).

La importancia de los padres

La familia juega un papel muy importante como el primer núcleo social de convivencia para el ser humano para el desarrollo de la inteligencia emocional.

Autores como Páez Campos, Zubieta y Casullo, (2009) y el de Cuervo (2010) o el de Alegre (2011) vinculan empíricamente una asociación positiva entre el apego seguro y la alta inteligencia emocional como un modo de afrontamiento más adaptativo, una mejor salud mental. Por lo tanto, parecía fácil afirmar que padres emocionalmente inteligentes, cercanos y democráticos en sus prácticas pueden transmitir habilidades emocionales a sus hijos (Alegre, 2012).

Así mismo, en los último años, dado la situación que vivimos debido a la pandemia de la COVID – 19, se ha visto la necesidad de fortalecer la estabilidad emocional de los niños y adolescentes para fomentar la resiliencia. Entre los aspectos que se ven favorecidos por el aprendizaje de las competencias emocionales son: el rendimiento académico, las relaciones sociales, la resolución de problemas, el afrontamiento de la frustración, fomentar la empatía y la demora de la gratificación. Por este motivo, desde Center Psicología se cree en la importancia de crear un programa de inteligencia emocional para toda la familia que trabaje los aspectos que se han mencionado anteriormente.

¿Qué conseguirás al final del programa?

  • Profundizar en el reconocimiento y expresión de emociones en uno mismo y en el resto.
  • Mejorar las habilidades de diálogo con los miembros de la familia.
  • Aprender habilidades para manejar las propias emociones.
  • Desarrollar habilidades para fomentar las emociones positivas.
  • Aprender la destreza de encontrar soluciones constructivas e imaginativas.
  • Adquirir herramientas para dialogar con las personas.
  • Desarrollar habilidades para manejar los efectos de las emociones desagradables.

Información sobre el programa

Si nuestro programa sobre Inteligencia Emocional para familias te interesa, puedes echar un vistazo al dossier explicativo. Además, no dudes en contactar con nuestro centro para pedir más información.

Bibliografía

Berrocal, P. F., y Pacheco, N. E. (2005). La Inteligencia Emcoional y la educación de las emociones desde el modelo de Mayer y Salovey. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 19(3), 63-93

Salovey, P., & Mayer, J. (1990). Inteligencia emocional. Imaginación, conocimiento y personalidad9(3), 185-211.

Ramírez Lucas, A., Ferrando , M., & Sainz , A. (2015). ¿Influyen los estilos parentales y la inteligencia emocional de los padres en el desarrollo emocional de sus hijos escolarizados en 2º ciclo de educación infantil? Acción psicológica, 12(1), 65-78. doi:https://doi.org/10.5944/ap.12.1.14314

 

Alba M.ª García Rasero

Neuropsicóloga Clínica

N.º Col.: M-32464

Solicita información